ࡱ> 8:79 /bjbj .:+l(((((((< < 66666666  $ : (66666 "((66 """6(6(6 "6 "h" (( 6* &O8<: 0 " "<<((((Querida Familia Salesiana: Con mucha alegra festejamos los cinco aos de Gobierno de nuestro Rector Mayor. Les entrego una entrevista que le hicieron los Salesianos de Gran Bretaa. Habla de las vocaciones, enfatizando su propia vocacin. Expreso mi alegra ante el Tema del prximo Captulo General XXVI de la Congregacin Salesiana. "Da mihi animas coetera tolle" lema principal del apostolado de Don Bosco. "Primero las almas", debe ser siempre nuestra meta, como educadores, cada nio, cada joven, todos son preciosos para nosotros, si se acercan hasta nosotros es porque los manda Dios, para educarlos, instruirlos y conducirlos hasta Dios. Nunca debemos de dejar de cuidar a todos, de guiarlos, nunca decir, como en otras instituciones escolares: Es un nio conflictivo! Tiene una materia reprobada! Mejor no nos metemos en problemas, escojamos alumnos con los que empecemos con el pie derecho!!! Todos los problemas de conducta de los jvenes son por no tener una buena gua en su vida, nos lo explica nuestro Rector Mayor en su entrevista. Leamos con atencin sus consejos y pongmoslos en prctica. LA EXPLICACIN DE UNA VOCACIN (tomado de ' Don Bosco Today' - El Boletn Salesiano, Ao 111, Emisin 2, Verano 2003, editor Anthony Bailey) Don Pascual Chvez, el noveno sucesor de Don Bosco, Rector Mayor de los Salesianos, visit nuestra provincia en abril. l habl en Bolton y Chertsey, en una gran reunin de la Familia Salesiana. Su tema fueron las vocaciones. Cuando hablamos de vocacin, no hablamos de algo abstracto, estamos hablando de personas como usted y como yo. Permtame contarle la historia de mi propia vocacin. Yo provengo de una familia bastante grande. Yo tengo cinco hermanos y seis hermanas. Aunque somos catlicos practicantes, nadie en mi familia haba sido sacerdote o religiosa. Como nio no haba cruzado nunca en mi mente que yo podra ser un sacerdote. As que, qu fue lo que pas que me hizo cambiar en mi mente? Algo muy simple! Yo tena once aos, era un alumno en el colegio de los Salesianos en Saltillo, en el norte de Mxico. Repentinamente mi madre se puso enferma, y dos semanas despus ella muri. Tres das antes de que ella se muriera, yo me sent junto a su cama para hablar con ella. Ignorando que estaba muy enferma, estaba ms preocupado por persuadirla para que me comprara un par de entrenadores. Yo era muy diestro en jugar al baloncesto en la escuela, y desesperadamente necesitaba un nuevo par de entrenadores y esperaba que me diera el dinero para comprarlos. Su mente estaba en otra parte, "yo siempre he orado porque uno de mis hijos llegara a ser un sacerdote, yo tengo seis hijos, y hasta ahora ninguno ha entrado en el seminario". Yo descubr mi oportunidad, deseoso de conseguir mi par de entrenadores, "yo soy el hijo por el que ha estado orando". Ella sonri contenta y me dio el dinero para mis entrenadores. Ella muri tres das despus. Lo que es fascinante es que fui por un par de entrenadores y termin con una vocacin. Das ms tarde fui a ver a mi maestro, y simplemente le dije que quera ser sacerdote salesiano. Claro, yo no mencion las oraciones de mi madre. Nunca me refer a este incidente hasta catorce aos despus, en el da de mi ordenacin, cuando yo le dije a mi padre, a mis hermanos y hermanas: "Quizs le gustara saber por qu me hice sacerdote". Y entonces les cont sobre los entrenadores. Tener una vocacin significa descubrir que la vida tiene un significado. Una vocacin da una direccin a la vida, una energa poderosa para extender la mano a los nuevos horizontes. Significa que nosotros nos motivamos totalmente; nosotros tenemos una razn para ser lo que somos, y haciendo lo que hacemos con la alegra, el optimismo y la conviccin que somos valiosos. Por consiguiente, yo creo que la crisis ms comn entre las personas jvenes hoy, no es su aficin a las drogas o al alcohol, o su confusin en el rea de sexualidad, sino la falta de significado, de direccin y de motivacin en sus vidas. Ellos se sienten tentados para disfrutar al tope slo el momento presente, para experimentar momentos de emociones fuertes, o para ceder ante una vida de indiferencia. Una leccin que aprend con respecto a la vocacin es que nosotros necesitamos invitar al desafo a los jvenes. Es una leccin que yo aprend de la experiencia personal. Temprano en mi vida de Salesiano, cuando yo estaba enseando, haba un muchacho en mi equipo del baloncesto que en el futuro se uni a los Hermanos cristianos. Despus mientras yo estaba estudiando la Teologa, l me escribi para decirme que haba decidido unirse a los Hermanos, y que, en un cierto momento, se haba sentido defraudado porque yo nunca lo haba invitado para volverse un Salesiano. Yo me alegr que l era fuera franco conmigo, me ense una leccin importante, que cuando viene la vocacin a las personas jvenes, ellas necesitan ser desafiadas e invitadas. Una oportunidad vino a m en Tijuana, una ciudad fronteriza en el lmite entre Mxico y los Estados Unidos. Grupos de voluntarios mexicanos, americanos, canadienses, italianos, espaoles, y alemanes trabajaban junto con los Salesianos. Nosotros casi siempre hemos tenido personas jvenes maravillosas, de calibre humano extraordinario, verdaderos cristianos y salesianos. Entre ellos haba uno, de California, que haba venido de una universidad Jesuita. Pareca sentirse en casa con nosotros. l era un salesiano genuino, generoso, con una gran capacidad por trabajar entre los muchachos pobres, sobre todo con aquellos en riesgo. A veces incluso cay en la crcel, porque la polica lo vio con muchachos que estaban en las drogas y pensaron que era un narcotraficante. Estaba a punto de completar dos aos como voluntario. Durante una visita a Tijuana, lo encontr en cama con influenza, y fui directo con l: "Steve, has pensado alguna vez en volverte Salesiano"? Y l contest, "No, nadie me ha invitado". Entonces yo le dije, "Eh, tienes muchas y muy buenas cualidades, y yo estara contento al verte un da Salesiano". Y l contest, "Quiz yo tengo que darle una oportunidad a Dios". Hoy, Steve Gmez es un sacerdote Salesiano y hace un gran trabajo en un centro juvenil en Los Angeles East. En otro caso, otro joven voluntario, tambin americano, me dijo, "yo he descubierto mi vocacin trabajando entre los jvenes. Quiero trabajar para ellos como lo hizo Don Bosco, pero siento que mi vocacin es para el matrimonio". Hoy, l est casado, y junto con su esposa trabajan en el ministerio juvenil en una de las dicesis en los Estados Unidos. Yo pienso que en el mundo occidental, hay varios factores que decididamente corren lo opuesto a la vida consagrada: *La reduccin en la poblacin, si no hay nios para la sociedad, no hay ninguno para la Iglesia. *Secularismo, que no reconoce un desafo religioso. *La norma alta de vivir, la vida cmoda que no tiene ningn lugar para la abnegacin, para el sacrificio, y el compromiso definitivo. *Ms a menudo el Estado es capaz de trabajos corrientes, que estaban en las manos de religiosos (las escuelas, hospitales). En contraste, en el mundo en vas de desarrollo hay elementos a favor hacia la vida consagrada: *La poblacin es predominantemente joven. *La base cultural es todava fuertemente religiosa. La Pobreza est tan extendida, que las personas sienten la necesidad de hacer algo para ayudar a otros, especialmente desde que el Estado no tiene los recursos para dirigir estas necesidades. La mayora de nuestras vocaciones Salesianas vienen ahora de India, Vietnam, Timor Oriental, y algunos pases de Amrica Latina, Polonia y Ucrania. Un pas que nosotros debemos mencionar es Vietnam, la provincia que est creciendo relativamente ms rpidamente que cualquier otra. Estamos hablando de un pas comunista, bajo un rgimen totalitario dnde el Budismo es la religin predominante. Aqu nosotros tenemos cuatrocientos jvenes que se preparan para la vida Salesiana, todos ellos son estudiantes universitarios. Parece, por consiguiente, que la vida consagrada satisface ms en los pases ms pobres. Pero esto no significa que la vocacin Salesiana no sea para los pases ricos. De hecho, muchos Salesianos estn presentes en casi todos los pases Occidentales. Eso significa simplemente que en los pases desarrollados, la vida consagrada tiene otra funcin: ser una seal visible, creble y legible del signo de Dios para una sociedad atea que vive como si Dios no existiera. Esto puede deberse a que la magnitud que confronta la vida consagrada confronta a la cultura existente, con una identidad basada en el Evangelio, fuertemente centrada en Dios, testigo productivo para la comunidad, y con una evidente y total dedicacin a los otros. Con el fin de brindarle a este maravilloso da un final, me gustara dejar un mensaje final a la Familia Salesiana de Gran Bretaa. Ustedes saben que el presente y por consiguiente tambin el futuro, son una gracia y un desafo. Son una gracia que el Seor nos ofrece, para que nosotros podamos llevar su plan amoroso y maravilloso adelante para la humanidad. Es un desafo porque l cuenta con cada uno de nosotros, como l contaba con Mara, con Don Bosco, con Madre Mazzarello, y con tantos hombres y mujeres a lo largo de historia que supieron cmo colaborar activamente en la construccin del Reino, para hacer este mundo ms humano. El mensaje consiste en tres contraseas que deben volverse el programa de vida y accin para toda la Familia Salesiana. 1. la primera palabra es crecer. Tenemos que crecer en nmero, en nuestra identidad Salesiana y en la profundidad de nuestra vida espiritual. Pero no slo crecer en nmero, porque Don Bosco tena a todos los jovencitos del mundo en sus pensamientos. Hay tantos que no tienen a nadie cerca de ellos, nadie que muestre su inters por ellos, ayudndolos a crecer, buscando su lugar en la vida. Para crecer en calidad, Jess quiere que seamos sal, que seamos luz, que seamos fermento. Por consiguiente Crezca! 2. la segunda palabra es estar unidos. En la Iglesia y en la Familia Salesiana, puede pasar que existan muchos grupos sin ningn eslabn entre ellos, como si ellos fueran ms como un campo de hongos, sin un tronco comn, sin las ramas y por consiguiente sin la fruta. Nosotros necesitamos conocernos, amarnos y ayudarnos unos grupos a otros. 3. finalmente la tercera palabra es crear sinergia, trabajando juntos para producir un efecto que junto es mayor que la suma de nuestros esfuerzos individuales. Don Bosco dijo que un solo hilo es muy dbil y fcilmente se quiebra, pero si nosotros lo tejemos junto con otro, y adems otro, se vuelve un cordn fuerte que es muy difcil romper. As pasa con nosotros, solos podemos ser pequeos, pero si trabajamos juntos, ponemos ser ms eficaces. Esto significa planear juntos, respetando cada autonoma del otro, juntos tomando decisiones sobre como trabajar con los jvenes, como promover su vocacin, sobre el Boletn Salesiano, sobre los voluntarios. sta es vuestra oportunidad! sta es la gracia que se ofrece a ustedes! Pascual Chvez SDB Rector Mayor ))++--/5CJOJQJ\^JCJOJQJ^J\]| ^aorbe|$a$$a$/|Z[}^ b !" "##z&}&())~))}++,,,o/r////////$a$ ,1h/ =!"#$%  i8@8 NormalCJ_HaJmH sH tH FA@F Fuente de prrafo predeter.tSt Sangra 3 de t. independiente$h^h`a$CJmHsHtH+:\]| ^ a orbe|Z[}^b z"}"$%%~%%}''((o+r++++++++00000000000@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0@0000/|,//VZbijorx{mtuyS$]$+++,1,.+ UserSC:\Documents and Settings\Usuario\Mis documentos\agregar mama margarita\5-anios.docUserpC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de 5-anios.asdUserpC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de 5-anios.asdUserpC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de 5-anios.asdUserpC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de 5-anios.asd@ +p@UnknownGz Times New Roman5Symbol3& z Arial"q!mMY4$M!20du,2QUserUserOh+'0d   , 8DLT\ssUserfserserNormalUserl7erMicrosoft Word 9.0@ @s @=8Y4$՜.+,0 hp|  oMu,  Ttulo  !"#$%&()*+,-.01234569Root Entry F.O8;1TableWordDocument.:SummaryInformation('DocumentSummaryInformation8/CompObjkObjectPool.O8.O8  FDocumento Microsoft Word MSWordDocWord.Document.89q