ࡱ> NPM9 ,Ibjbj .`,El(((((((< $</" " " " " " " " $ B(" " " " " J((" " JJJ" (" (" J" JHJ(("  @۬Ċt<( ^0/G GJ<<(((( Mons. Esteban Ferrando Obispo itinerante de las aldeas del Assam 29 septiembre 1895- 20 junio 1978 El joven salesiano Esteban Ferrando es maestro en Borgo San Martino, cuando le llega una carta de la Direccin General de las Obras de Don Bosco. Se le invita a que indique a qu clase de apostolado querra dedicarse una vez llegue a ser sacerdote. En la casilla libre, Esteban escribe una sola palabra: misionero. Apenas ha enviado la carta cuando del distrito militar le llega la carta de alistamiento. Es 1915. Italia ha entrado en la primera guerra mundial y Ferrando, con veinte aos, es llamado a las armas. Durante cuatro aos, es sargento de sanidad en primera lnea. Corre en la camilla tras la explosin de las bombas, cruz roja en el brazo, a recoger a los heridos. Por su "desprecio del peligro" (que para l slo es caridad cristiana) se le concede la medalla de plata al valor. 1920. entero en el cuerpo y en el alma, Esteban Ferrando, con veinticinco aos, puede volver a sus salesianos. Le parece un sueo. Es ordenado sacerdote el 18 de marzo de 1923 en Borgo San Martino. Va a decir la primera misa a su pueblo natal, Rossiglione (Gnova). Le acompaan su padre Agustn, su madre Josefina, su hermano y hermana. Un da dir: "He recibido de mi familia una rica herencia: un gran amor a Dios, un buen espritu de sacrificio, y un carcter inclinado a la alegra. Destino Asssam Apenas vuelve a Borgo San Martino, recibe una comunicacin de la Direccin General: "Has sido destinado a la misin salesiana del Assam, en la India. Dirigirs la expedicin de los novicios salesianos que est para partir. Est preparado". Confiar a su sobrino don Juan Ferrando: "Ca de las nubes. No estaba preparado, no saba una palabra de ingls, lengua oficial de la India. Pero estaba acostumbrado a obedecer. En mi vida no he pedido nada, ni he rechazado nada. Acept". Al frente diez jovencsimos salesianos y aspirantes salesianos (que haran el ao de noviciado en India), el padre Ferrando lleg a Shillong, capital del Asma, el 23 de diciembre de 1923. en aquel tiempo, con el nombre de "Asma" se indicaba todo el nordeste de India, formado por el frtil y extenssimo valle del Brahmaputra y por las inmensas montaas y colinas a su alrededor. (Hoy aquel territorio comprende cinco estados y dos territorios de la Unin India, repblica federal de 25 estados y de 7 territorios.) El Asma fue siempre el gran camino de las invasiones del Extremo Oriente. Sobre sus montaas intransitables estn las "tribus de los montes", descendientes de antiguos pueblos llegados del Himalaya, de Japn, de Tailandia, de Filipinas, de Polinesia. Se asentaron en diversas pocas, bajando por el valle del Brahmaputra. A cada invasin, los recin llegados arrojaban a las colinas a los anteriores ocupantes. Y ahora aquella zona es un mosaico de tribus (Khasi, Garo, Bhoi, Boro, Naga, Lalung, Mao, Manipur) que hablan 160 lenguas o dialectos diversos, y tienen costumbres que slo se encuentran en zonas lejansimas, como Filipinas e Indonesia. A aprender la lengua en las aldeas Un mes despus de la llegada (25 de enero de 1925) se dio comienzo al noviciado. El padre Deponti era el superior y maestro, el padre Ferrando su joven ayudante, empeado del todo en "aprender". Pero a los pocos meses el padre Deponti enferm gravemente se vio obligado a volver a Italia. El padre Ferrando, que apenas haba tenido tiempo de echar una mirada alrededor, fue llamado por el jefe de la misin, mons. Mathias, y nombrado superior y maestro de novicios. En lugar de encogerse, sonri: "Todava no he aprendido nada y ya debo ensear. El Seor contina bromeando conmigo: de sargento de sanidad a sargento en su ejrcito espiritual! l se fa..." fue maestro de vida salesiana y de slida espiritual por diez aos seguidos. Recordaba: "Los novicios y los jvenes salesianos que provenan de Italia probaron a aprender la lengua Khasi (la que se hablaba en la zona de Shillong) sobre la gramtica, llenando cuadernos de ejercicios y garabatos. Pero pronto encontramos un mtodo mejor: nos metimos en medio de los muchachos y de la gente, y nos pusimos a hablar con ellos. Los domingos tombamos alegremente por asalto las aldeas esparcidas sobre las colinas de los alrededores, y organizbamos con los muchachos el oratorio festivo, como haca Don Bosco en los prados de Valdocco. Yo confesaba y deca la misa para las familias catlicas, luego una sencilla comida y juegos y alegra para todos... en la casa salesiana reinaba un clima de familia sereno. Despus de la cena, nuestro superior, mons. Mathias, llamaba a todos a su alrededor. Nos sentbamos por tierra en crculo bajo el hermoso cielo estrellado, se cantaba en coro, se comentaban los sucesos del da, algunos improvisaban mmicas y sketch. Y cuando el sueo haca acto de presencia, se recitaban las oraciones seguidas de unas cordiales "buenas noches". "Bes la tierra" En sus "memorias" escribi sonriendo: "Mi promocin de sargento a capitn sucedi en el 1934, cuando con gran sorpresa ma, fui consagrado obispo. Me mandaron a regir la dicesis de Krishnagar, en Bengala Occidental (a 100 kilmetros al norte de Calcuta). Con mucho dolor dej mi Shillong. Pens que no volvera a ver ms. Por el contrario, el Seor continuaba bromeando conmigo, y al ao fui enviado precisamente a Shillong como obispo. Mons. Mathias haba sido destinado como arzobispo a la gran ciudad de Madrs, en el sur de la India. Y a m se me mandaba a ocupar su lugar. Recuerdo mi vuelta a Shillong. Era el 14 de marzo de 1936, y fueron a recibirme los sacerdotes de la dicesis, mis queridsimos clrigos salesianos y centenares de cristianos. Estbamos contentos al vernos de nuevo. Me arrodill y bes la tierra que ahora era de mi dicesis, confiada a m como pastor, sucesor de los apstoles. Despus, a la grupa de un caballo blanco recorr tres kilmetros entre dos filas de gente que me acoga festivamente. Caan las sobras de la tarde, y la procesin con las antorchas encendidas se desarroll como una larga cinta luminosa. Al llegar a la catedral, habl a la gente y dije: "Yo confo esta nuestra dicesis a Jess Crucificado, y ruego para que mi vida se gaste y sea aceptada por Dios por el bien de vuestras almas". Obispo itinerante Comenz su nueva vida de "obispo itinerante". Los misioneros trabajaban en las primeras comunidades cristianas esparcidas en los valles y sobre las colinas. En todo el Assam haba slo 4.000 catlicos. Pero las comunidades crecan, se multiplicaban. A sus sacerdotes, el nuevo obispo les recomend: "No podis convertir las almas desplazndoos en automvil; para acercarse a las personas y resolver sus problemas es necesario caminar a pie". Y dndoles ejemplo, comenz a desplazarse continuamente, atravesando toda su dicesis, desde las colinas hasta la llanura, para mantener los contactos personales con la gente. Ninguna dificultad le pareca insuperable: lo sostenla una fe recia. Caminaba kilmetros y ms kilmetros entre selvas y pantanos. Escribi: "Mi jornada de obispo misionero ha sido larga, muy larga: ha durando 34 aos. Y est sembrada de muchos episodios, unos alegres, otros tristes, pero todos penetrados por la gracia de Dios. Jess cre las misiones cuando dijo: He aqu que el sembrador sali a sembrar. Los misioneros del Assam ciertamente no se sentaron sobre una alfombra esperando que los khasi, los naga, los bhoi fuesen a ellos. Salieron a sembrar, fueron caminantes incansables. Nos convertimos en viajantes representantes del Evangelio. Qu viajes! En los primeros tiempos haba pocas carreteras, y hasta pocos senderos, y era frecuente perderse en la jungla, poblada de animales feroces que actuaban en serio, y ms de una vez los misioneros pasaron la noche encaramados sobre los rboles esperando el alba: aventuras nada romnticas! En Golaghat un da o las confesiones durante dos horas seguidas, sentado sobre un taburete. Me alej un poco para desperezarme, y al volver me hicieron ver: bajo el taburete, bien enroscada y tranquila, haba una serpiente muy venenosa. Afortunadamente no la haba molestado. Y los mosquitos? A millones atacan al pobre caminante inoculndole tambin la malaria. Los soldados americanos que durante la segunda guerra mundial fueron a combatir contra los japoneses, decan: El enemigo nmero 2 son los japoneses. El enemigo nmero 1, los mosquitos. Lo son tambin para los misioneros y para los obispos. Respecto al alimento, las tribus del Assam comen de todo, hasta gusanos negros y peludos. Yo prefera ayunar, mi estmago no lo aguantaba de ninguna manera. Dormir, se dorma, en cualquier parte, aun en cabaas que apenas protegan de la lluvia, y daban refugio tambin a los topos. Una noche dorm en la choza de dos leprosos. Y otra vez, qued sorprendido al encontrar a muchos nios alrededor de mi lecho: silenciosos, con las manos juntas, aquellos angelitos contemplaban cmo dorma su obispo. Un nio llamado Robert 1939-1940. En Europa comenz la segunda guerra mundial que arrastrar en poco tiempo a todo el mundo: alemanes e italianos contra ingleses y franceses. La India es una colonia inglesa. "Se necesita poco para pronosticar grandes dificultades tambin para nosotros escribe mons. Ferrando. Italia entra en guerra el 10 de junio de 1940, y a la maana siguiente, apenas nos despertamos, encontramos a la puerta a los soldados con la bayoneta calada. El arresto de los misioneros se confi a un funcionario catlico, el cual protesta que no tocar nunca a los padres de su alma. Ms tarde se nos comunica que tenemos que vivir en arresto domiciliario. Los catlicos pasan de la consternacin a la alegra. Se contina trabajando segn las posibilidades. Los muchachos eluden la vigilancia de las puertas. Van a la escuela y a jugar encarnizados partidos de ftbol en el patio. El gran trabajo itinerante lo realizan solamente algunos sacerdotes nacidos en naciones aliadas de Inglaterra y por los primeros sacerdotes indios. Desde tiempo atrs todos nuestros esfuerzos apuntan en esta direccin. Estamos persuadidos de que solo los sacerdotes y religiosos de la India podrn evangelizar plenamente su patria." Los japoneses, que entraron en guerra en 1941, ocupan Birmania en agosto de 1942 y estn penetrando en el Assam. El gobierno ordena el inmediato alejamiento de los misioneros extranjeros. "El 10 de agosto de 1942, los soldados arrestan a 52 misioneros del Assam, y los trasladan a 1.500 kilmetros de distancia. La gente rodea a los que estn para partir. Muchos lloran. Me quedo yo con los pocos salesianos indios para continuar un trabajo inmenso." Durante aquel 1942 un nio de diez aos, negro como un grano de caf tostado, continu yendo a la escuela cuando se poda, Haba sido bautizado cuanto tena cuatro aos, junto a su padre, su madre y su hermano. Es l mismo quien lo cuenta: "Un da mons. Ferrando vino a nuestra clase, y nos pregunt qu es lo que queramos hacer en la vida. Recuerdo que el primero respondi: Quiero ser Papa. El segundo dijo: Yo ser maestro. El tercero era yo y dije muy orgulloso: Yo quiero ser obispo. Monseor Ferrando no se echo a rer. Me puso una mano sobre la cabeza y respondi: Muy bien. Lo sers". Era un nio inteligente y tenaz, y el obispo esperaba que naciera una buena vocacin sacerdotal. Hoy aquel muchachito, Robert Kerketta, es el obispo salesiano de Tezpur, en el Assam. En aquellos aos las Hijas de Mara Auxiliadora haban hecho un trabajo enorme y delicado. "Haban llegado al Assam en mi mismo ao, 1923 escriba mons. Ferrando. Las diriga sor Inocencia Vallino, llena de vida y de entusiasmo, quien inmediatamente comenz la visita a las aldeas hablando una mezcla de piamonts y siciliano, y sobre todo con la mmica y los gestos. Fue tambin a Jowai, una aldea grande poblada de Khasis y fortaleza de los protestantes. Los protestantes no queran saber nada con las hermanas, y hacan de todo para hacerles la vida imposible. Pero sor Inocencia y las otras se prodigaron por la gente pobre con tanta caridad que los protestantes dejaron pronto de molestarlas, y pasaron a la admiracin incondicionada. Exclamaban: Ojal tuvisemos tambin nosotros hermanas como los catlicos!. Mujeres y nios estaban faltos de instruccin. Las mujeres se preocupaban poco de la situacin de su familia. No saban cmo tener limpia la casa, curar las enfermedades infantiles y las heridas que los nios se hacan jugando. Este fue el primer trabajo de las hermanas". "Cuntas visitas a las aldeas recordaba mons. Ferrando, cuntas marchas hasta de 20 o 30 kilmetros, mezcladas con la gente, encorvadas bajo el peso de vveres, vestidos, medicinas para distribuir en las cabaas, atentas en la selva a esquivar serpientes, valientes sobre los puentes tambaleantes de bamb." Una congregacin de religiosas indias Dirigiendo la mirada hacia el futuro, y previendo que pronto o tarde tambin las religiosas extranjeras seran sustituidas por religiosas locales, mons. Ferrando se dedic silenciosamente a un nuevo trabajo. Desde 1939 anim a un grupo de catequistas. El grupo fue tomando cuerpo trabajando en las escuelas de prvulos, preparando a los catecmenos, enseando a los nios de las primeras clases elementales. Cuando en 1945 pudieron por fin volver los misioneros de los campos de prisin, "encontraron a su lado compartiendo el trabajo apostlico una congregacin de religiosas indias escribe mons. Ferrando. Haba reunido en una asociacin a ocho muchachas generosas, y el 24 de octubre de 1942 haba nacido la Congregacin de las Hermanas Misioneras de Mara Auxilio de los Cristianos (SMMAC). Con la bendicin del Seor se multiplicaron: al principio unas diez, luego unas ciento. Trabajan entre las jvenes ocupadas en las plantaciones del t; pasan de pueblo en pueblo llevando un testimonio clido y generoso". Hoy las "Hermanas Misioneras (dice el Anuario Pontificio) son 611 y trabajan en 75 centros. Viven los cinco "grandes amores" que mons. Ferrando les dej como sagrada herencia: a Jess, a Mara Santsima, a las Misiones, a Don Bosco (Se consideran parte de la gran Familia Salesiana), a la gente, con predileccin por los pobres, los enfermos y los jvenes. Horas alegres y horas tristes En la medianoche del 15 de agosto de 1947 la inmensa India reconquist la libertad en medio de un delirio de alegra. La Iglesia catlica se uni a la alegra general echando al vuelo las campanas. Un ao despus el gobierno central decidi no admitir ya la entrada de nuevos misioneros del extranjero. Escribe mons. Ferrando: "La prudencia aconsej eliminar poco a poco todo lo que saba a extranjero. Tambin los obispos fueron elegidos entre los indios. (Veinte aos despus, en 1968, la casi totalidad de los 80 obispos catlicos era de nacionalidad india.) Ya que no se permita en adelante el ingreso de nuevos misioneros, se hizo ms urgente la necesidad de cuidar las vocaciones locales". Octubre de 1962. Las tropas armadas de la China comunista atraviesan los puertos del Himalaya y se asoman a la llanura del Assam, Luego, satisfechas de haber provocado el pnico de toda la India, se retiran. En ese momento, el Assam se convierte en el "punto neurlgico" de la India. Entre las diversas disposiciones tomadas bajo el impacto de la emergencia, esta es una: Fuera del Assam los misioneros extranjeros. "Los cristianos se levantaron espontneamente para su defensa, organizando imponentes y apasionadas manifestaciones -escribe mons. Ferrando. Una delegacin de los Khasis cristianos entreg a las autoridades del Estado un memorndum, que entre otras cosas deca: Aqu nadie saba leer, no tenamos un alfabeto. Los misioneros han elevado a las colinas khasis a un nivel de instruccin entre los ms altos de la India. Por tanto, deben quedarse y completar su trabajo, Durante algunos aos el gobierno central no se atrevi a insistir sobre las rdenes emanadas. Mientras tanto nosotros trabajbamos denodadamente para que todos los misioneros extranjeros fueran sustituidos por los indios." 20 de junio de 1969. Mons. Ferrando tiene setenta y cuatro aos y presenta su dimisin al Papa, que la acepta. Otro salesiano indio, mons. DRosario, es elegido en su lugar como arzobispo metropolitano de Shillong. Otros dos salesianos indios son nombrados obispos de Dibrugarh y de Tezpur, en el Assam, Antes de marcharse a Italia, mons. Ferrando consagra a uno de los dos obispos: se llama Robert Kerketta, que es el muchachito que un da lejano le dijo: "Yo quiero ser obispo", y a quien le respondi: "Muy bien. Lo sers". Haba hallado en el Assam 4.000 catlicos. Dejaba 500.000 mil. En Italia el viejo obispo misionero se retir a la casa salesiana de Quarto (Gnova). Y continu sirviendo al Seor humildemente. Escriba en 1970 en el Boletn Salesiano: "Aqu en Italia me preguntan frecuentemente: Cmo es que ha dejado el Assam despus de 47 aos de vida misionera? Respondo: "Porque por fin ha amanecido el da por el que he suspirado durante 47 aos, el da en el que la Iglesia en la India puede valerse por s misma!". Se apag en la paz del Seor el 20 de junio de 1978. Nueve aos despus, sus hijas predilectas, las Hermanas Misioneras de Mara Auxilio de los Cristianos, quisieron tener junto a ellas los restos mortales de su Fundador. El 12 de diciembre de 1987 la urna de mons. Ferrando fue colocada en la capilla del Convento de Santa Margarita, en Shillong, en la tierra que haba sido su segunda patria. Tomado del libro: "Familia Salesiana, Familia de Santos". Escrito por Teresio Bosco S.D.B. Editorial CCS. Espaa fhn } " . @Q$';'W6}6;<,I 5CJ\56CJ\] 6CJ]CJ 56\]56CJ$\]Dfghm n } ~ ^ $a$$a$X$$IfF"#064 Fa $$Ifa$,I^ _ RS?@QR ##"'#'$`a$$a$#'$';'<'))++--00 4 4U6V6W6}6~688~::;;<<>>a@$a$a@b@CC*E+EkElE*G+GHHHI+I,I$a$,1h/ =!"#$%  i8@8 NormalCJ_HaJmH sH tH FA@F Fuente de prrafo predeter.tSt Sangra 3 de t. independiente$h^h`a$CJmHsHtH,E` Dfghmn}~^_   RS?@QR"###$#;#<#%%'')),, 0 0U2V2W2}2~244~667788::a<b<??*A+AkAlA*C+CDDDE+E.E00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000@0@00,I*^ #'a@,I+-./,I,>CBIyv|! ) - 2 : > @ D F J L R T W Y ` m t ^c# ksMR !T!Y!4#:#M$R$i(n(()**,,,,,,,,E-J-k-o---W.\.z..H1L133445577=9B9;;<;A;;;?<D<<<==B=L===????'@0@6@<@D@I@h@m@@@@@@AEAAA`BeB0D5D~DDDDDE EEE"E.EPR235555AA.EBBBB C CC C'C(C)C*C8C9ChCiCkClCCCCCCDBDCDDDDD+E.E UserHC:\Documents and Settings\Usuario\Mis documentos\escaneados\Ferrando.docUserqC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de Ferrando.asdUserqC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de Ferrando.asdUserqC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de Ferrando.asdUserqC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de Ferrando.asdUserqC:\Documents and Settings\Usuario\Datos de programa\Microsoft\Word\Guardado con Autorrecuperacin de Ferrando.asd.E@DDfDD,E@UnknownGz Times New Roman5Symbol3& z Arial"q h 9y$20 F?2MonsUserUserOh+'0h  $ 0 <HPX`MonsfonsUserfserserNormalUserl15rMicrosoft Word 9.0@pT@nFg@tt  9՜.+,0 hp|  Moy F Mons Ttulo  !"#$%&'()*+,-./023456789:;<>?@ABCDFGHIJKLORoot Entry FĊtQ1Table1GWordDocument.`SummaryInformation(=DocumentSummaryInformation8ECompObjkObjectPoolĊtĊt  FDocumento Microsoft Word MSWordDocWord.Document.89q